fbpx
Generaciones

Los tiempos del Imperio Romano durante la Pasión de Cristo

Lo que en Teoría Generacional se conoce como una Crisis Institucional significa un conflicto dificil y doloroso. En el caso de Roma, una larga guerra civil concluyó con el fin de la República. Desde la desobediencia de Julio Cesar cuando cruzó el Río Rubicón hasta el enfrentamiento entre Marco Antonio y Octavio Augusto la historia de Roma fue sangrienta. La lucha por el poder había alcanzado todas las provincias controladas por Roma. Incluso Cleopatra se vio obligada a tomar un bando para poder mantener la corona que le había arrebatado a su hermano Ptolomeo XIII. Al final de la guerra la institución republicana dejó de existir y nació el Imperio Romano.

La historia de Roma se divide en cuatro etapas: la monarquía que duró entre los años 753 antes de Cristo hasta el 509 a. C. Roma fue fundada en el Monte Palatino junto al Río Tíber. El último rey de Roma fue Tarquino el Soberbio el cual se caracterizó por su crueldad y ambición ilimitada. Tras su caída se fundó La República Romana. Uno de los principales fundadores del nuevo orden fue Lucio Junio Bruto (Quien es antecesor de Bruto uno de los asesinos de César). La República Romana empezó una fuerte campaña de expansión territorial. En esta política de expansión se dieron las Guerras Púnicas.

Las Guerras Púnicas enfrentaron a Roma en contra de Cartago. Estas terminaron con una victoria decisiva por parte de Roma cuando Publio Cornelio Escipión derrotó en Zama a Aníbal y sus elefantes. Con los cartagineses fuera de la ecuación mediterránea ya nadie pudo resistir el impulso de la fuerza de las legiones romanas. La expansión fue una constante en la historia hasta que Julio Cesar conquistó Galia y en el Senado lo empezaron a ver como un enemigo. Ahí empezó la Guerra Civil que transformaría la ya decadente república en el naciente Imperio Romano en el año 27 antes de Cristo.

La guerra civil que comenzó entre Julio Cesar y el Senado (Liderado por Pompeyo) fue un capítulo difícil a la hora de tomar bandos. Los amantes de la república y la democracia no podían alinearse con César, pero por otro lado la Decadencia Institucional era ya insoportable para muchos romanos. Una característica de una etapa con instituciones decadentes es que los liderazgos individuales empiezan a cobrar importancia. La gente, desconfiada de la institucionalidad empiezan a buscar soluciones rápidas eligiendo personajes fuertes, mesiánicos y dictadores.

Cuando Octavio Augusto era Emperador de Roma, en el año 4 nació Jesucristo en Belén de Judá. El primer año de la nueva era vio a dos gigantes de la historia universal vivos al mismo tiempo: El primer emperador romano y al líder de los cristianos. Uno vivió en la opulencia toda su vida y el otro nació en un pequeño portal. En estos tiempos el Imperio Romano se encontraba en paz, sanando sus heridas de la guerra civil y reconstruyendo sus instituciones. Esto en teoría generacional es lo que conocemos como un Surgimiento Institucional. Eso define que Jesús de Nazaret inició su vida al inicio del primer ciclo histórico del Imperio.  

Según la Teoría Generacional (Bill Strauss y Neil Howe) hay 4 arquetipos que definen a las generaciones: Profetas, Nómadas, Héroes y Artistas. En el caso de Jesús, al haber nacido durante un Surgimiento Institucional el arquetipo que le corresponde es el del Profeta. Durante su infancia tuvo que huir hacia Egipto debido a las persecuciones que Herodes desató en contra de los niños. Se dice que Herodes, al no ser considerado judío, temía que le quitaran el trono y la corona. El carácter del nazareno era fuerte y desde pequeño se hacía escuchar por los adultos (Sumos sacerdotes).

La juventud de Jesús pasa como un misterio ya que su reaparición en la vida pública es en las bodas de Canaán y al poco tiempo cuando es bautizado por Juan El Bautista. Ahí comienza su labor apostólica predicando la palabra de Dios y tomando su lugar como el Mesías. Su presencia causaba milagros y al poco tiempo, en el domingo de ramos, la gente lo recibió con grandes ovaciones y le pedían convertirse en su rey. La entrada triunfal a Jerusalén se dice, fue por la Puerta Dorada, con la cual se cumplió una de las profecías sobre el salvador de los judíos.        

Pero la política es la eterna lucha por el poder. En la guerra por el control del trono y su defensa 2 + 2 no son 4. Además, el poder popular siempre ha sido un difícil elemento de cálculo. El amor de las masas es efímero y muy inestable. Hay un dicho que dice: “El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”. La entrada en Jerusalén ante una multitud que ponía ramos bajo los pies del burrito en el cual Jesús iba avanzando debió de haber despertado las más bajas pasiones entre los políticos de la época. La envidia convertida en pasión hace que los hombres se conviertan en monstruos.

Otro factor interesante en la política entre los seguidores de Jesús es Judas Iscariote. Antes de seguir al Mesías se dedicaba al cobro de impuestos. En un principio él no era un traidor sino uno más de los fieles que creían en la palabra de Dios. Pero conforme el tiempo fue pasando él empezó a tener sus propias ideas y sus ideales se fueron separando de los de sus demás compañeros. Judas era pragmático y buscaba reconciliar las ideas del poder humano con las enseñanzas de las predicaciones de Jesús. Su traición, la más abominable de la historia, tenía buenas intenciones.    

Pero esas intenciones eran totalmente irreconciliables con la palabra de Dios. Decirle la palabra “Judas” a alguien, en casi todos los idiomas actuales, significa que se es un traidor. Pero hay un caso interesante en el caso de San Pedro ya que él también traicionó a Jesús negándolo tres veces antes de que cantara el gallo. ¿Cual es la diferencia? El dolor que sintió San Pedro cuando se dio cuenta de sus actos fue tan grande que su alma quedó lastimada. Ese sufrimiento era tan intenso que solo pudo encontrar paz en el arrepentimiento y en el reencuentro con su Maestro. Al final sobre esa “Piedra” se edificó la iglesia.

El gobernador romano de Judea era Poncio Pilatos. Ante la difícil decisión que tenía que tomar lo mejor que se le ocurrió fue lavarse las manos. El conflicto entre Jesús y sus asesinos era meramente un caso entre judíos por lo que como buen político se salió de la ecuación. Partimos de que a pesar de las circunstancias Pilatos sabía que Jesús era inocente pero él estaba en la lucha por el poder y no en la búsqueda de la verdad. Por eso hoy decir que Poncio Pilatos es decir que una persona se sale de un conflicto y decide que las cosas terminan como tengan que terminar.

Mientras Jesús era crucificado el Emperador de Roma ya no era Octavio Augusto (Este murió en el año 14). Su sucesor fue Tiberio el cual busco cuidar el dinero de las arcas, reforzar las fronteras con una buena labor diplomática, darle poderes limitados al Senado de Roma, acabar con los Comicios (Los encargados de la elección en Roma), fundar la Guardia Pretoriana, evitar las campañas militares y maniobrar políticamente para agradar a los ciudadanos de Roma. Cabe aclarar que detrás de la fachada republicana de Tiberio había una fuerte ambición por acumular poder (Todos son iguales).   

La muerte del hijo de Tiberio fue un duro golpe para él y sus planes de sucesión. Eso lo hizo irse aislando de la política y empezar a recluirse. En la biblia solo es mencionado una vez en el evangelio de San Lucas (Capítulo 3, Versículo 1). Al final de sus días se había convertido en un hombre hedonista, cruel y corrupto. Su sucesor en el año 37 fue Calígula. La extensión del Imperio Romano aun iba a seguir creciendo. Adriano fue el emperador que gobernó la mayor extensión territorial del Imperio Romano durante los años 117 a 138. Uno de los grandes defectos de los Emperadores era que concentraban mucho poder.

Mientras Roma seguía consolidándose en América se daba el Periodo Preclásico Tardío en el cual la civilización Olmeca entraba en una fuerte decadencia. Esta fragmentación fue lo que empezó a dar pie a que surgieran nuevas culturas locales a lo largo de Mesoamérica. La ciudad de Cuicuilco, en el sur del Valle de México, es representativa de esta etapa de la historia prehispánica. Por otro lado, ciudades como Monte Albán y Teotihuacán empezaron a florecer. Los mayas estaban asentados en ciudades como Tikal, El Mirador, Dzibilchaltún, Chocolá, Komchén y Kaminaljuyú.   

En China la dinastía Han era comparable al Imperio Romano. Ambos imperios sabían de la existencia del otro, pero el contacto era mínimo. A través de la Ruta de la Seda algunos productos hechos en China llegaban a Roma. Sin embargo, Roma no tenía una estructura de manufactura que produjera bienes para los comerciantes. Se habla de un encuentro entre el emperador Antonino Pio y el emperador Huan en la ciudad de Luoyang. Uno de los avances tecnológicos chinos más importantes de esos tiempos fue el papel. Gracias a este invento la educación se volvió más fácil y barata.           

Jesús fue crucificado en el año 33 aproximadamente. Su muerte en la cruz representa, para sus seguidores, el máximo sacrificio hecho por Dios en señal de su amor por los hombres. A partir de ese momento la humanidad volteó a ver las enseñanzas de Cristo como un ejemplo de vida, entrega y amor. La labor apostólica de los cristianos ha llevado a todos los rincones del planeta la religión fundada por el hijo de Dios. Las tradiciones más representativas de Occidente están fundamentadas sobre cuatro pilares: Grecia, Roma, Israel y Jesucristo. Definitivamente es el hombre que más influencia tiene sobre la creación.         

A %d blogueros les gusta esto: