fbpx
Generaciones

La España del siglo XXI: Los retos de Felipe VI

En la Teoría Generacional un ciclo histórico se compone de 4 etapas que duran alrededor de 20 años. La primera etapa es el “Surgimiento” en el cual las instituciones alcanzan su máximo esplendor. Durante la segunda etapa o “Despertar” los individuos retan a las instituciones en búsqueda de mayores derechos. En la tercera etapa o “Decadencia” se alcanza un equilibrio pero las instituciones quedan marginadas y con poca capacidad de respuesta. Finalmente en  la cuarta etapa o “Crisis” las instituciones se derrumban y surge un nuevo orden.

El 2 de junio de 2014, el Rey de España, Juan Carlos I, abdicó el trono de España en favor de su hijo Felipe VI. El Rey Juan Carlos I comenzó su reinado el 22 de noviembre de 1975 tras la muerte de Francisco Franco. Después de su entronización tomó el difícil proyecto político de re establecer la democracia en España. En su discurso como nuevo rey, Juan Carlos I, habló de su compromiso con un gobierno inclusivo. Hoy, 39 años después, España se encuentra en una situación que requiere de enérgicas acciones.

El Rey Felipe VI nació el 30 de enero de 1968, pertenece a la generación “X”. Esta generación son los nacidos entre los años 1960 y 1982. La generación “X” se caracteriza por ser pragmática, de decisiones tajantes y utilitaria. En España esta generación vio los últimos años del General Francisco Franco en el gobierno. Cuando el entonces Príncipe Felipe nació España no tenía una monarquía. No fue sino hasta la muerte de Francisco Franco que el Rey Juan Carlos I subió al trono español y la monarquía fue restaurada.

Cuando contaba con nueve años el joven Príncipe vio como la Guardia Civil asaltaba el parlamento y exigía un alto a la transición democrática de España. Se intentaba hacer un golpe de estado que restaurara un gobierno similar al que encabezaba Franco. España atravesaba un “Despertar” en el que los individuos exigían el reconocimiento de sus derechos. El “Despertar” es la segunda etapa de un ciclo histórico y se caracteriza porque los individuos dejan de apoyar a las instituciones y reclaman más para ellos.

Durante ese evento político el Príncipe pudo ver como su padre, el Rey, se alzó como jefe supremo de las fuerzas armadas españolas y detuvo el golpe. Ese día el Rey dio su apoyo total a la Constitución y a la democracia. Una de los objetivos de los golpistas era acabar con el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) que ganaba mucha simpatía entre los electores. Después de ese golpe fallido el Príncipe Felipe vería como España empezaba una transición hacia la democracia y terminaba para siempre el régimen totalitario.

Ya en su juventud el ahora Rey Felipe VI presenció la modernización del Estado Español. Durante las décadas de los ochenta y noventa España fue evolucionando del “Despertar” a la “Decadencia”. Grandes reformas se lanzaron y el descontento se hizo sentir. Hubieron eventos como el “Medicinazo” en el cual miles de trabajadores se quedaron sin seguro social. El “laissez-faire”, que es un elemento característico de una “Decadencia” se convirtió en una parte clave de la política exterior española.

España se aventuró, junto con Estados Unidos, a ir en busca de las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein. La casa real nunca dio su apoyo total a la incursión del ejercito español en el Medio Oriente. La guerra nunca fue popular entre los españoles. El 11 de marzo de 2004 un ataque contra los trenes de Madrid dejó 192 muertos y 1,500 heridos. El Príncipe Felipe encabezó la marcha en contra de la violencia producto de esos atentados.

El inicio de la “Crisis” en el ciclo histórico español comienza alrededor del año 2006. Antiguos problemas a los que no se les daba importancia empiezan a cobrar un lugar importante en la política nacional. El sentimiento de urgencia va tomando el lugar de la comodidad de la “Decadencia”. Hoy España tiene una tasa de desempleo de 20%. Antiguas regiones separatistas retoman sus intenciones de auto gobernarse. La reconciliación nacional, producto de la Guerra Civil Española, sigue sin resolverse.

El Rey Felipe VI deberá enfrentar lo más difícil de la “Crisis” que España ahora vive. No es primera vez que España está ante un reto así. Hace 100 años vio nacer su República. Hace 200 años Napoleón invadió España y sus colonias se independizaron. En 1710 España atravesaba la Guerra de Sucesión que terminó con el reinado de los Habsburgo. A finales del siglo XVI La Armada Invencible de Felipe II tocaba el fondo del mar mientras intentaba invadir Inglaterra.

La tarea más importante para el rey Felipe VI será la de liderar las fuerzas políticas que hoy chocan y lograr un consenso político. Los españoles serán testigos, una vez más, de cómo un viejo orden se desvanece y nuevas instituciones surgen. Es difícil prever como España va a salir de la “Crisis” y el resultado dependerá de que tanto la sociedad este dispuesta al sacrificio personal. El nuevo orden mundial del siglo XXI se va a definir durante los próximos 20 años y España es una pieza fundamental en esta transición.

Escrito por Edwin Carcaño Guerra y publicado por la revista MXI el 8 de diciembre de 2014

Save

A %d blogueros les gusta esto: