fbpx
Politicas Publicas

El Mantenimiento Puede Esperar

¿El Mantenimiento Puede Esperar? Las sociedades humanas, y los individuos y sus familias, han progresado a lo largo de la historia al dedicar parte de su tiempo a la producción de bienes y servicios de consumo inmediato y una parte a incrementar la capacidad del medio físico para la producción y a la creación de métodos e instrumentos para incrementar tal capacidad. Esta es la esencia del crecimiento y acumulación de la capacidad productiva en la que se basa el desarrollo del bienestar de los seres humanos y sus sociedades.

Las formas de creación, aplicación, operación, mantenimiento y apropiación de la capacidad productiva y de sus productos han evolucionado a lo largo de la historia y distinguen, entre sí, a individuos, familias —y sus miembros- mejor organizados prestan especial atención a la conservación y mejoramiento de su capacidad productiva acumulada. También destinan porciones crecientes de sus recursos humanos al avance científico y tecnológico, base de la creación de medios cada vez más productivos y la generación de nuevos bienes y servicios proveedores de mayor bienestar.

Las sociedades bien organizadas se distinguen también por destinar importantes sumas de recursos —las necesarias — al mantenimiento de la riqueza productiva ya creada e instalada y a la creación de reservas para la reposición de las instalaciones, edificios, infraestructuras, maquinaria y equipos y de los sistemas tecnológicos de control, producción y telecomunicaciones.

En otras sociedades, en aquellas que aún no se ha desarrollado la cultura del mantenimiento se incurre en el grave descuido de posponer el mantenimiento, con la idea de que Io nuevo debe tener precedencia, sin reparar en la pérdida de productividad que implica esta conducta. Con frecuencia esto conlleva pérdida de vidas y un desperdicio irreparable de recursos. ¿El Mantenimiento Puede Esperar?

Francisco Javier Alejo López, autor de esta columna, nació en Salvatierra, Guanajuato, México el 30 de diciembre de 1941. Él es economista, académico, profesor, escritor, diplomático y funcionario público.

Entre las actividades que ha desempeñado se encuentran:

  • Director de Gasto Publico de la Secretaría de la Presidencia (1966 a 1968)
  • Presidente del Centro de Investigación y Docencia Económica (1973 a 1975)
  • Director General del Fondo de Cultura Económica (1972 a 1974)
  • Secretario del Patrimonio Nacional (1975 a 1976)
  • Director General del Combinado Industrial Sahagún (1977 a 1978)
  • Embajador en Japón y Corea (1979 a 1981)
  • Vicepresidente de Promoción y Desarrollo de la International Finance Corporation del Banco Mundial en Washington, EUA.
  • Embajador en Italia (1990 a 1993)
  • Director General de Caminos y Puentes Federales de Ingreso (1994 a 1998)
  • Presidente de Soluciones Sistemáticas S. C. (1998 a 2002)
  • Cónsul General de México en Austin, Texas, EUA (2002 a 2005)
  • Director del Programa INVITE de Nuevo León (2006 a 2009)
  • Asesor de la Red Estatal de Autopistas de Nuevo León (2009 a 2015)
  • Asesor del proyecto de “Mundo Generacional” (2014 – Actual)

Además, ha recibido condecoraciones como:

  • La Orden de la Bandera Yugoslava
  • La Gran Cruz de la Orden Vasco Núñez de Balboa (Panamá)
  • Condecoraciones de alto nivel de Japón, Corea, Italia, Venezuela y Rumania.

El Embajador Francisco Javier Alejo López es licenciado en Economía (UNAM). Cuenta con un posgrado en Planificación Económica y Social del ILPES de la ONU en Chile y es candidato a Doctor por la Universidad de Oxford. Ha sido catedrático en el Colegio de México, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y las facultades de Economía y Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

A %d blogueros les gusta esto: