fbpx
Generaciones

Mundo Generacional… Las Guerras del siglo XXI se pelean con médicos

Una de las lecciones que nos estamos llevando como habitantes de la tierra, en medio de esta pandemia, es la de la debilidad de nuestras instituciones. Nadie puede presumir que su país ha hecho las cosas bien. Los casos más cercanos al éxito, como Corea del Sur, no dejan de tener que afrontar serios cuestionamientos sociales. Hoy no puedo citar a un país líder en el mundo como el ejemplo a seguir. Las instituciones mundiales, como la ONU o la OMS, han fallado en su prioridad de liderar a las naciones.

italiaChina no ganó ninguna Tercera Guerra Mundial aunque Evo Morales, en un acto de ignorancia total, eso diga (Algún favor querrá sacarle a los chinos). Por otro lado Estados Unidos se ha vuelto introvertido y toman decisiones pensando en ellos primero. La Unión Europea se fragmentó y se volvieron nacionalistas cerrando sus fronteras entre ellos. ¿A dónde ha volteado a ver la ciudadanía mundial para encontrar líderes? Los médicos del mundo hoy son la voz más respetada en este caos internacional.

El COVID19 puso al desnudo lo precario de los presupuestos nacionales en rubros de salud. Esto se suma a una profunda debilidad institucional y a un fuerte individualismo. Lo único que cualquier persona tiene que hacer es revisar la razón que hay entre presupuestos de salud y de defensa. Los ejércitos del mundo deberán de destinar más presupuesto al rubro de desastres por temas de salud. Nuevas divisiones de personal médico, con equipo de primera y capacidad de respuesta inmediata, deben de ser formados. Hoy los médicos son soldados.

Las Universidades tienen que replantear sus planes de estudios y aprovechar al máximo las vocaciones médicas. Un Millennial con vocación para unirse al sistema de salud es más importante que cualquier examen de admisión que tenga como fin desalentar la entrada de nuevos alumnos. El mundo está cambiando, solo vean los videos de los animales entrando a las ciudades y lo bello que se ven el cielo y el mar. La contaminación del planeta no puede continuar y nuevos modelos de seguridad social deben de diseñarse.

Twitter: @ecarcanog

A %d blogueros les gusta esto: