fbpx
Generaciones

Mundo Generacional… Las Guerras Culturales en el Metaverso

Desde principios de la década de los años 60 del siglo pasado empezamos a ver cómo la sociedad empezó a tomar posiciones alrededor de temas difíciles. Había personas que pensaban que la libertad debía de ser llevada a todos los rincones de la tierra. Por otro lado, estaban los partidarios de un estado todopoderoso que pudiera ser el rector de la vida de sus individuos. Aun así, la vida continuaba su camino desde la tranquilidad de la rutina. Poco a poco el debate empezó a tomar fuerza. Después llegó la tecnología y próximamente vamos a enfrentar las guerras culturales en el Metaverso.  

Cuando hablamos del Metaverso sabemos que es el futuro y que aún no existe. Faltan muchos elementos para que podamos vivir en las dos realidades. Las empresas más influyentes ya están separando sus espacios para tener presencia entre los futuros habitantes del Metaverso. Todo parece indicar que se está construyendo un lugar en el cual habrá armonía y productos divertidos. Sin embargo, no lo es. Hace poco una usuaria de la realidad virtual, de nombre Nina Jane Patel, navegaba con su avatar cuando fue atacada por una banda de acosadores. La experiencia fue muy desagradable.

person holding white plastic hair comb
Photo by cottonbro on Pexels.com

Eso demuestra la vulnerabilidad del nuevo mundo tecnológico. ¿Qué va a pasar cuando los avatares empiecen a manifestar la naturaleza de sus manejadores? ¿El Metaverso va a tener que segmentar a sus usuarios? ¿Se van a crear espacios en donde solo van a convivir los próvida? ¿Quién va a definir lo que es legal o es ilegal? ¿Habrá una nueva definición de libertad humana? ¿A qué nivel va a elevar el conflicto este choque cultural? ¿Entonces necesitamos una policía virtual con todo un sistema de justicia? ¿Quién lo va a pagar? ¿Hay que gravar las actividades virtuales para pagar una estructura de legalidad?

Un dato importante del Metaverso es que va a soportar que los usuarios naveguen entre diferentes plataformas. La movilidad va a ser total y eso esconde un desafío: Cuando las distintas formas de pensar choquen hay una posibilidad de experimentar la primera guerra mundial cibernética. Cada generación tiene una forma de acercarse a su percepción de las circunstancias. Y en esta definición hay temas en los que los conceptos no son negociables. Ahí se esconde este futuro conflicto entre los que creen en la libertad y los que apoyan en el libertinaje. No es lo mismo.    

A %d blogueros les gusta esto: