fbpx
Generaciones

Mundo Generacional… ¿Equipos especializados o versátiles?

El arte de la guerra, en cualquiera de sus versiones, enseña que los equipos deben de tener una moral fuerte. La aplicación de este concepto se traduce, en la mayoría de las veces, en un éxito sobre el campo de batalla. Muchos son los generales que hablan acerca de llegar a la guerra únicamente cuando esta ya ha sido ganada. Mohamed Ali, el legendario boxeador de peso completo, abrumaba a sus rivales con guerras psicológicas que terminaban por paralizarlos sobre el ring. Como jefe de un proyecto o unidad de negocios tu labor es la misma: Cuidar la colaboración y mantener un espíritu fuerte. ¿Pero cómo deben de ser los equipos? ¿Especializados o versátiles?

men paddling in inflatable raft boat during daytime
Photo by Pixabay on Pexels.com

La pregunta que muchos líderes se hacen al emprender o comenzar una operación organizacional es siempre la misma: ¿Cómo debo de integrar el equipo con el que voy a trabajar? La tarea muchas veces define la decisión. Si el objetivo es excavar unas cuevas donde hay fósiles de triceratops entonces la mayoría del equipo va a ser de paleontólogos, con un administrador y un especialista en primeros auxilios. El tema es cuando los fines no son tan claros y hay incertidumbre acerca de cómo va a desenvolverse la situación. Entonces el jefe tiene una disyuntiva: un equipo especializado en donde todos se concentran en un objetivo o un equipo versátil en donde hay mayoría de todólogos.

Aquí es donde aparece la receta secreta: la generación de escenarios. Puede parecer que esto es muy complicado. Pero ante la incertidumbre lo mejor es definir varios escenarios (negativos, positivos o peor escenario). ¿Cómo se generan estas ramificaciones? R= Con la fórmula de 80/20. El líder debe de identificar la forma en la que el proyecto ha arrancado y no perder de vista las tendencias. Ante una promoción de un producto “X”, en el que la gente está respondiendo de forma positiva (80%) significa que el camino es el correcto y debe de presionar sobre sus decisiones.

Sin embargo, puede suceder que en una campaña política solamente el 20% del electorado está respondiendo ante los impactos de mercado. Entonces es momento de grandes reformas y cambios en los integrantes del equipo. Los escenarios se definen al poco tiempo de arrancar y ahí el líder debe de cumplir su función: tomar decisiones. Recientemente escuché a un famoso director decir que la mejor forma de ser un excelente jefe es procurando descansar bien, estar informado de los temas de su competencia y ser implacable ante cualquier circunstancia.

A %d blogueros les gusta esto: