fbpx
Generaciones

Mundo Generacional… Carlos Denegrí según Enrique Serna

A veces por el olvido o por ignorancia desconocemos cómo fueron las épocas anteriores a nuestra infancia. Un día me encontraba leyendo la revista “The Economist” y me llamó fuertemente la atención una columna que relataba el libro titulado “El vendedor de silencio”. La recomendación para leer esa obra era tajante: Así era México y tal vez así siga siendo. Sin esperar más compré la obra escrita por Enrique Serna en la cual narra, de manera novelada, la vida de Carlos Denegri.

carlosdenegriEl personaje principal respondía al apodo de “Picho” debido a su gusto por el Baseball. Sin embargo, el libro va llevando al lector hacia un agujero negro lleno de traumas, complejos, corrupción, atropellos, impunidad, asesinatos, chayotes y los peores vicios. Carlos Denegri era un gran periodista, tal vez el mejor de su época, pero también era el peor. Un joven idealista que terminó convirtiéndose en un hombre pragmático y al servicio del poder. Se decía que el era la voz del presidente de México.

La novela se desarrolla desde la infancia del personaje en los años entre 1920 hasta su muerte en 1970. Su pluma era letal y su máximo poder lo alcanzó a partir de 1950. Columnista del periódico Excélsior sus columnas determinaban quienes podían aspirar a mejores cargos públicos y quienes estaban acabados. Se manejaba con total impunidad gracias a la protección que le daban muchos políticos. Sin embargo, su poder más grande no venía de lo que publicaba sino de lo que callaba.

Su vida era un desastre total. Su adicción al alcohol y su odio a las mujeres lo hacían una persona peligrosa cuando tomaba. Se decía que cuando la gente lo veía en un bar preferían irse a otro lugar ya que era muy violento y perdía los estribos. Sus esposas sufrieron mucho ya que las golpeaba, les prendía fuego, las cortaba con armas blancas o les disparaba con armas de fuego. Su vida era un remolino emocional capaz de enfermar a cualquier persona. A final de cuentas, el solo quería prostituirse a su manera.

Twitter: @ecarcanog

A %d blogueros les gusta esto: