fbpx
Generaciones

Los Simpsons: 28 temporadas de diversión

Hace 10 años, un 27 de julio, se estrenó la película “Los Simpsons”. Fue un éxito instantáneo con una recaudación de 527 millones de dólares. Springfield, Vermont fue la ciudad que ganó el derecho a ser la ciudad sede del estreno. La serie de TV empezó a trasmitir en 1989 y hoy se esta transmitiendo la temporada 28. No hay otra serie animada que tenga los record que tienen Los Simpsons. La serie se acaba de renovar hasta el año 2019 para las temporadas 29 y 30. La Revista Time la considera la mejor serie del siglo XX. La influencia generacional de esta serie es enorme.

Cuando la familia Simpson hizo su aparición por primera vez se le consideró una familia disfuncional. En plena campaña presidencial el Presidente George Bush (41) dijo que esperaba que la sociedad americana cada día se pareciera mas a los Waltons y menos a los Simpsons. Poco tiempo después Bart le respondió al Presidente Bush que los Simpsons y los Walton tenían en común que todos los días rezaban para que acabara la crisis económica. Aquel intento de poner esta serie animada con un mal ejemplo familiar y generacional era solo el principio.

En los Simpsons tenemos a Homero (Nacido aproximadamente en 1953) y Marge (1955 aproximadamente) representando a la generación “Baby Boomer”. En la serie también tenemos a Bart (nacido en 1982) representando a la generación X y a Lisa (1984) quien pertenece a la generación Millennial. En la serie Homero pasó de tener 36 años a 40 en las temporadas actuales. El Abuelo Simpson (1927) es un veterano de la Segunda Guerra Mundial y representa a la Generación GI (o “Greatest Generation”). Esta familia multi generacional se ha convertido en un modelo a seguir.

Homero y Marge son Baby Boomers. Su sentido del bien y del mal es muy claro. Ambos tienen espíritu de Hippies. Ambos fueron parte de la Revolución Cultural de la década de los años sesenta. El Despertar de la sociedad alcanzo todos los rincones del planeta. Los Baby Boomers retaron a las instituciones a convertirse en estructuras mas humanas y que respetaran mas al individuo. La familia Simpson refleja ese sentir de la contra cultura y del valor de las personas. Esto es a pesar de que Homero haya arrojado las heces del puerco al lago y causado una catástrofe ecológica.

Por alguna extraña razón alguien dijo que Los Simpsons son una familia disfuncional. En 1989 Ronald Reagan le entregó la presidencia de Estados Unidos a George Bush. Los conservadores estaban de moda. Sin embargo el paso destiempo ha demostrado que Los Simpsons son una familia normal. Esto se puede decir a pesar de las borracheras de Homero, de lo mal capacitado que esta para llevar a cabo su trabajo y de lo poco que recibe de sueldo. Marge es una mujer que se adapta a los desafíos y problemas de la serie y siempre esta pensando en el bien de sus hijos.

Bart Simpson es un niño travieso, hostil a la autoridad, individualista, con sentido del honor y de buen corazón. Le hace bromas a Homero y a algunas figuras de autoridad de la serie. Sin embargo su bondad es mayor a todo lo que pueda hacer en el programa. Lo vemos dominando la calle en su patineta y buscando pasar un buen rato. Siempre protege a sus hermanas aunque en algún momento estuvo celoso de Lisa. Bart es un icono de la generación X. Todos sus seguidores lo ubican con una resortera en la mano que es su instrumento de supervivencia.

A principios de la década de los 90 el siglo pasado la generación X hizo su aparición en el ambiente laboral. Los Baby Boomers la catalogaban como una generación floja, sin ideales y que solo sabia ver MTV. Algunos críticos de la generación decían que Estados Unidos era una nación en peligro debido a los X. Otras voces decían que la generación X era un ejercito de Bart Simpsons. Esta catalogación con el personaje resultó ser mucho mas correcta que la de la nación en peligro. Hoy este ejercito de Barts, con su cultura emprendedora e individualista es la que mantiene la economía global.

Lisa Simpson es una niña con profundas convicciones cívicas. A diferencia de su hermano, que se comporta de manera individual, Lisa piensa en colectivos. Su preocupación por el medio ambiente y los niveles de mercurio del Lago de Springfield la llenan de energía y la convierten en una activista. Es una niña con un corazón muy grande y con mucho respeto hacia las figuras de autoridad. Siempre esta sacando buenas calificaciones, es obediente, quiere mucho a sus papas y no tiene miedo de expresar sus opiniones.

Hoy los Millennials están entrando al ambiente laboral. En LinkedIn los X expresan sus frustraciones con esta nueva generación que no quiere ir a trabajar a una oficina y quiere hacer todo desde su casa. Para un miembro de la generación X es difícil entender la cultura cívica de un Millennial. Parte del proceso de maduración de estos jóvenes viene de la necesidad que tienen de probar que son capaces de hacer cualquier cosa pero a su manera. A los Millennials nunca nadie los ha llamado: “Un ejercito de Lisas” pero la cultura corporativa tendrá que cambiar para siempre.

El impacto cultural de esta serie de TV es difícil de medir por lo grande que es. Todas las generaciones han visto esta serie y se han reído de Homero. Para las generaciones mexicanas, en especial la X, la revolución televisiva llegó con la programación de la parabólica y el cable. Esta influencia cambio la manera de pensar de muchos. Un efecto directo de esta influencia es la llegada de Vicente Fox a la Presidencia de México. La influencia que los 618 capítulos de los Simpsons han causado en la sociedad es divertida y constructiva. Hay que esperar que siga así.

A %d blogueros les gusta esto: