fbpx
Generaciones

Los Criptotulipanes del siglo XXI

Los tulipanes son hermosas flores que llegaron a Europa provenientes del Imperio Otomano. En Holanda, alrededor del año 1625, se empezaron a vender a precios cada vez más altos. Sus hermosos colores atraían a la población y muy pronto empezó a darse un fuerte movimiento especulatorio (Especialmente con futuros) alrededor de las ventas de flores que aun se habían sembrado. Poco a poco la euforia de hacer dinero gratis se fue apoderando de las masas. Y así comenzó a nacer la burbuja que cuando reventó (1637) hizo quebrar a miles de personas.

CryptocurrenciesLa ambición humana por el dinero fácil es legendaria. Muchos males sociales se dan a partir de esta creencia. La promesa de mucho rendimiento con poco esfuerzo es música para los oídos de aquellos que no están dispuestos a arriesgar para ganar. Así pasa cada determinado tiempo. Una generación joven y sin experiencia cree que esta vez será diferente (Grande error) y cae en estos juegos especulativos que prometen millones a cambio de nada. Paso en la Bolsa de Valores en 1987, con las empresas .com en 2001 y en 2009 con los bienes raíces en EUA.

Las criptomonedas hoy han llegado para prometer mucho valor sin tener que realizar ningún esfuerzo. Solo hay que comprar hoy y esperar unos años y ¡PUM! valdrán mucho más de lo que costaron inicialmente. Al inicio si fue así y las criptomonedas aumentaban de valor rápidamente. Pero desde el principio muchos inversionistas experimentados advirtieron que era una mala inversión (Entre ellos Warren Buffet). Para aquellos que vendieron sus criptomonedas en el ultimo trimestre del 2018 a 20,000 dólares las fiestas decembrinas fueron un verdadero festejo.

Sin embargo, para los que compraron Bitcoin a 20,000 hoy solo pueden lamerse las heridas de haber perdido 16,000 dólares y tener un activo que solo vale 4,000. Hay gente que espera el regreso, con más fuerza que nunca, y que les va a permitir recobrar el dinero perdido. De la misma forma hubo esperanza en que los tulipanes recobraran su valor y la economía se recuperara. Eso nunca sucedió. Las finanzas personales son delicadas, una mala jugada puede arruinar a cualquiera. Cada generación, tarde o temprano, aprende esto a la mala.

Opinión de Edwin Carcaño Guerra

Instagram: @ecarcanog

A %d blogueros les gusta esto: