fbpx
Generaciones

La Conquista de Goa

La Conquista de Goa sucedió en el año 1510 bajo el liderazgo de Alfonso de Albuquerque. Esta batalla es de suma importancia para los estudiosos del arte de la guerra. Esto es debido a que significó una base de operaciones clave para el Imperio Portugués. Bajo el liderazgo del rey Juan II la expansión lusa se extendió a todo el planeta. Así nació la primera potencia global de la era de los descubrimientos. El arma más crucial de estos tiempos era la carabela. Esta permitía incursionar mar adentro y controlar el destino de la nave gracias a complicados sistemas de navegación estelar.

part of wooden boat floating in sea
Photo by Julia Volk on Pexels.com

Alfonso de Albuquerque fue enviado por el rey Juan II a tomar Adén, Ormuz y Malaca (India) con el fin de controlar el comercio del Océano Índico. Sin embargo, gracias a un informante llamado Timoja, se enteró de que en Goa las fuerzas del Sultán Adil Shah estaban muy débiles. Ante la oportunidad de poder atacar un punto flojo y tomar ventaja de las fuerzas defensoras, los portugueses ejercieron la iniciativa. La captura fue fácil y pronto la armada lusa estaba reparando las fortificaciones del puerto con el fin de convertirlo en un punto estratégico para futuras operaciones. 

Tras enterarse de la captura de Goa el Sultán Adil Shah cerró otros frentes para poder concentrar sus fuerzas y expulsar a los lusos. Su estrategia funcionó y reunió un gran número de soldados. No podía darse el lujo de perder un puerto como este, ya que era la llave de entrada y salida de bienes de opulencia. Caballos y especias tenían una fuerte demanda en otros estados y esto se traducía en mucho valor económico. Tras un análisis de las circunstancias, los portugueses entendieron que no podían consolidar la posición, así que Alfonso de Albuquerque emprendió la retirada.  

Esta resultó una catástrofe para la marina de Portugal. Los monzones impedían que los barcos se alejaran del puerto y los ríos eran imposibles de navegar. Esto significó que durante tres meses estuvieron al alcance de la artillería del sultán. Cuando por fin pudieron abandonar la zona, Alfonso de Albuquerque y sus marinos se empezaron a preparar para volver a tomar Goa. Juntaron una nueva armada, reclutaron soldados y elaboraron un plan para derrotar a Adil Shah. El 24 de noviembre zarparon con la idea de atacar por sorpresa y reconquistar Goa. El ataque se concentró en tres posiciones.

Tras 5 horas peleando, los defensores empezaron a retroceder. La fuerza del golpe luso era imparable: 1,200 portugueses vencieron a más de 8,000 moros (Muertos: 50 de Portugal y 6,200 defensores). Esta victoria convirtió a Alfonso de Albuquerque en el segundo europeo en conquistar tierra en la India (El primero fue Alejandro Magno). Su genio militar le valió a Portugal uno de los puertos más ricos del mundo, el cual estuvo bajo su dominio hasta 1961. Atacar por sorpresa el punto más débil de tu rival es una excelente forma de abrir la partida. La tenacidad de Albuquerque es admirable en La Conquista de Goa.

A %d blogueros les gusta esto: