in

George S. Patton

A las orillas del río Rin, las tropas alemanas esperaban que los soldados americanos detuvieran su avance. Corría el año 1945 y los nazis ya estaban derrotados. A pesar de eso, la resistencia era feroz y cada metro que se ganaba se pagaba con sangre. Sin embargo, la Tercera División Blindada se lanzó a cruzar el río y penetrar Alemania. Para muchos militares de la época este movimiento fue un gran riesgo. Para George S. Patton era lo correcto: Atacar, atacar y atacar. Los éxitos de este general durante la Segunda Guerra Mundial son legendarios. Su capacidad lo coloca como uno de los grandes militares del siglo XX.

La formación de este general es interesante. Lector ávido de los clásicos militares, aprendió de Julio Cesar, Escipión el Africano, Aníbal, Juana de Arco y Napoleón Bonaparte. Le gustaba montar a caballo y hacer ejercicio. De hecho, participó en las olimpiadas de 1912 en Suecia. Ahí compitió en varias justas, pero donde pudo haber ganado fue en tiro al blanco. Usó una pistola .38 mientras que otros deportistas usaban .22. Al final su desempeño fue bueno. Lo interesante es que la competitividad corría por sus venas. A su regreso a Estados Unidos diseñó una espada para caballería. Esto gracias a la experiencia de sus competencias.

En marzo de 1916 Pancho Villa, el bandolero mexicano, atacó la ciudad de Columbus, Nuevo México. Los americanos lanzaron una operación militar para capturarlo. El encargado de la expedición fue el General Pershing (El soldado más condecorado de la historia de EUA). En ese momento, el joven Patton se hizo parte de su equipo más cercano siendo su mensajero. Tras varios meses, George le pidió a su jefe que le permitiera entrar en combate. Este accedió y lo que sucedió fue algo que cambiaría para siempre la forma de librar una batalla. Tres automóviles Dodge 1915 se convirtieron en una división motorizada.

Patton, a bordo de estos carros, atacó por sorpresa a varios bandoleros de la División del Norte. El ejército americano estaba formado por 10 soldados y dos guías. Como consecuencia de esta expedición murieron tres líderes cercanos a Villa. Este episodio de la Revolución Mexicana fue también el primer combate motorizado en la historia de la nación norteamericana. No se sabe si George los mató, pero si se conoce el hecho de que disparó e hirió a los tres. Esta experiencia se iba a convertir en uno de los pilares estratégicos de la Tercera División durante la Segunda Guerra. El ataque se efectuó el día 16 de mayo de 1916. 

Las hazañas de George S. Patton son legendarias. Los generales alemanes le tenían miedo y lo consideraban el mejor. A pesar de que él y Erwin Rommel nunca se enfrentaron, muchos analistas dicen que el americano lo hubiera vencido. La gran virtud de este general fue que era un tomador de decisiones. Su genio militar le permitía predecir los movimientos del enemigo. Lo que más le admiro es su pasión por la lectura. Decía Patton que era mejor atacar rápido y destruir al rival sin darle tiempo de organizarse. De esa manera se salvan muchas vidas humanas.

Foto del avatar

Escrito por Edwin Carcaño

Por más de 20 años se ha dedicado a investigar a las generaciones que actualmente conviven en el mercado latinoamericano. También ha realizado análisis acerca de los ciclos históricos y sociales de México.

Deja una respuesta

Foto del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Novedades en las AFORES 2023

¡No estoy Loco!