fbpx
Generaciones

11.11.1918: Una Tragedia Generacional

Recientemente se celebró el 100 aniversario del fin de hostilidades de la Primera Guerra Mundial. Un conflicto que arrasó con la vida de varias generaciones europeas. Muertos, heridos, enfermos, asesinados, masacrados viudas, huérfanos, pobreza, miseria, hambre y un pésimo tratado de paz llamado Versalles fueron el legado de este conflicto. Dicen que el que no conoce la historia esta condenado a repetirla. ¿Qué hay detrás de estos eventos tan sangrientos? Cuando la soberbia se esconde en el alma humana sucede lo peor.

Gavrilo Princip se consideraba un nacionalista Yugoslavo. Soñaba con una patria unida y libre de la influencia de Austria-Hungría. Tenia 19 años y quería llevar su sueño de juventud al extremo. Miembro de la organización clandestina “Joven Bosnia” se reunía en cafés y cantinas con otros jóvenes con ideales similares a los suyos. Su rol en el estallido de la Primera Guerra Mundial y el daño que le haría a la humanidad jamás los hubiera calculado. El 28 de junio de 1914 asesinó al heredero al trono de Austria: Francisco Fernando de Habsburgo.

El Imperio Astro-Húngaro estaba indignado y pedía que Serbia le entregara al asesino de la pareja heredera imperial. Serbia se negaba a entregar a Gavrilo y consideraba que era una intromisión de los Habsburgo que ellos quisieran llevar el juicio. Austria le presento un ultimátum a Serbia: O entregaban al asesino o el ejercito entraría por el. Los serbios se negaron y Austria los invadió. Rusia tenia un pacto defensivo con Serbia así que entró a apoyar a los Serbios. Alemania tenia una alianza con Austria así que también entró al conflicto.

Francia tenia un tratado de defensa con Rusia así que también se vio involucrada en el conflicto. Los alemanes pensaron que podían derrotar a Francia rápidamente si invadían Bélgica y bajaban por el norte para tomar Paris. Bélgica era neutral pero tenia un tratado de protección con Inglaterra por lo que los ingleses tuvieron que entrar a la guerra. En pocos días Europa vio como la paz que había durado 99 años se esfumó. El resultado seria 10 millones de soldados muertos, 20 millones de soldados heridos y 7 millones de civiles muertos.

La fecha oficial del inicio de las hostilidades es el 28 de junio de 1914. Sin embargo hay eventos que fueron preparando a Europa para este conflicto. La llegada de Guillermo II al trono de Alemania significó que un líder mediocre y lleno de complejos tuviera en sus manos una nación tan grande como Alemania. Por su parte el Imperio Ingles veía con recelo que los alemanes cada día incrementaban más su poder industrial y su fuerza marítima. A los ojos del alto mando ingles eso suponía un choque de trenes entre las dos naciones.

El miedo se apoderó de Inglaterra y la soberbia de Alemania. El Kaiser Guillermo II era nieto de la Reina Victoria de Inglaterra y también tenia el rango de Almirante de la Marina Inglesa. Su sueño era tener una fuerza naval tan fuerte como la de sus primos ingleses. Por otro lado los ingleses veían con malos ojos a su primo por lo que empezaron a preparase para un conflicto. Ambas naciones ya contaban con una fuerte industria armamentista. En los años previos a la Primera Guerra Mundial el gasto para armas aumentó en un 50%.

Sin embargo ambas naciones se beneficiaban del comercio y de la amistad que existía entre las dos casas reales. No había un casus belli. Era algo así como imaginar que había una fiesta en la que todos bailaban sobre litros de gasolina y pólvora. Solo hacia falta una chispa para que todo explotara. Esa chispa fue Gavrilo Princip cometiendo un crimen en nombre del nacionalismo yugoslavo. Me pregunto que habrá sucedido en la conciencia de este individuo cuando vio que su crimen solo llevó miseria a millones sin lograr nada por su país.

No es lo mismo ser un patriota que un nacionalista. El nacionalismo es amor a la patria pero con soberbia. El individuo que se considera un nacionalista siente que su patria y su cultura son superiores a las demás naciones y pueblos. El individuo que es un patriota ama a su tierra pero ve con ojos de igualdad al resto de los pueblos. Un arreglo entre patriotas es fácil de lograr ya que la soberbia esta lejos de sus corazones. Una Europa como la de 1918 estaba infestada de nacionalismos y ánimos de revancha: fue el preámbulo para la Segunda Guerra.

La Paz de Versalles firmada el 11 de noviembre de 1918 fue un cese al fuego lleno de humillaciones para los vencidos. Los vencedores no supieron aprovechar su momento para construir un orden europeo similar al de los Tratados de Viena de 1814. Sin embargo si pusieron la primera piedra para que una Alemania humillada se levantara de nuevo con odio en contra de sus vencedores. Entre 1939 y 1945 Europa vio de nuevo a sus jóvenes generaciones morir en los campos de batalla.

Hay que observar que el liderazgo fuerte e intransigente no siempre trae buenas consecuencias. El Kaiser no supo jugar el juego de la geopolítica sin alarmar a los ingleses. Su liderazgo mediocre y su personalidad acomplejada le empujaban a buscar ser respetado por sus primos de Inglaterra. Cuando la política internacional logra llegar a consensos las naciones tienen que ceder en muchas cosas pero al final hay paz y prosperidad. Cuando el pueblo elige el nacionalismo es señal de algo malo esta en camino. La historia enseña al que quiere escuchar.

A %d blogueros les gusta esto: